Tel: 91 110 48 17 -

Cómo utilizar la grasa de caballo

Cómo utilizar la grasa de caballo

Somos especialistas en reparación de calzado en Alcobendas y sabemos qué cuidados necesitan. ¿Has oído hablar de la grasa de caballo? Está especialmente indicada para el cuidado del calzado fabricado con cuero o pieles engrasadas o no engrasadas. Si la aplicas, alargarás la vida de tus prendas de piel y harás que tengan un aspecto cuidado. 

El procedimiento para aplicar grasa de caballo sobre unas botas es muy fácil. El primer paso es limpiar la suciedad con un paño húmedo y en el caso de que haya alguna mancha, aplícale un poco de jabón neutro. La principal función de la grasa de caballo es nutrir la piel y además protegerla de la lluvia y las manchas. En caso de que las botas se mojen un día de lluvia, deberás esperar a que se sequen antes de aplicar la grasa de caballo. Es una mala idea ponerlas a secar sobre un radiador u otra fuente de calor. Hay que hacerlo siempre a temperatura ambiente para no dañar el color.

Si lo que vas a limpiar son botas de serraje o ante, la aplicación será diferente. Se trata de pieles suaves, aterciopeladas y más delicadas. En estas pieles, la aplicación de grasa de caballo se hará cuando ya tengan un tiempo y con el fin de protegerlas del agua. El orden en la limpieza sería similar al anterior. Si quieres proteger este calzado y que no se deterioren pronto, debes utilizar un espray especial para serraje.

Desde Zapatería Ideal Alcobendas te aconsejamos repartir el producto uniformemente sobre el botín o bota cuando esté totalmente seco y limpio. Además de hidratar la piel, conseguirás disimular estas manchas e igualar el color del calzado para que estéticamente se vea homogéneo.

Somos especialistas en la reparación de calzado en Alcobendas. Consúltanos cualquier duda que tengas.